domingo, 19 de septiembre de 2010

... Empieza la temporada ...

Hoy he corrido la primera carrera de la temporada. Algo suavito, La carrera Femenina que organiza BHM en Bilbao, sobre 8 km. Como tocaba tirada larga he ido desde casa corriendo suave, ritmo de 5´15´´ 5´30´´ y luego he hecho los 8 km de la carrerar a unos 4´15´´. Podía haber apurado más, pero la carrera no ha sido muy competitiva y desde el principio he cogido el ritmo que me interesaba y me valía para ganar. La carrera era solo para mujeres, y eramos muy pocas, menos haciendo los 8 km de carrera,  creo que no llegabamos a 20. En las otras modalidades y distancias, marcha, patines y carrera de 2 y 4 Km , también poca participación, como en cualquier otro deporte.

Positivo :  Empezar ganando siempre gusta aunque la carrera haya sido un poco "ñoña".
Mi niña de 6 años ha participado en la carrera de 2 km y la ha terminado al sprint, sin pararse ni un poquito, gracias a la ayuda de sus tías que la han escoltado hasta la meta. Se me cae la baba viendo el vídeo de su llegada, y sobretodo disfruto cuando siento que le gusta, que se pone nerviosa, que se siente orgullosa por acabar, que me pregunta cuándo es la siguiente carrera, que me ánima y me ve como una supermama que corre mucho y casi siempre "gana".

Más Positivo : que había mucha de mi gente en la meta, compartiendo conmigo esta afición, animándome y regalándome las horas de este domingo.


Negativo : La poca participación, la poca rivalidad ha hecho que no me esfuerce al máximo, y que me haya dejado llevar a un ritmo cómodo.
La organización tampoco ha estado a la altura de lo esperado.

Ahora toca seguir entrenando ... y seguir disfrutando.....

jueves, 16 de septiembre de 2010

.... Vacaciones 2ª etapa .... homenaje a los 80

Y no me refiero a la mejor época del pop español…. Sino a esas personas que han conseguido llegar a ser octogenarios y cada día lo viven como un regalo o como un castigo de la vida. Mucho depende de sus capacidades no solo físicas sino también psíquicas. En estas vacaciones he coincidido con diferentes octogenarios, con personas que asumen su última etapa con alegría, disfrutando de los sentimientos que se les ofrecen e intentado regalar su sabiduría y experiencia. Pero en esta segunda etapa he convivido con una persona  que se siente sola aunque este rodeada de gente, que no quiere aprovechar los días porque ya cuenta hacía atrás, que no acaba de encontrar algo que le enganche a seguir. Por eso, esta segunda parte de mis vacaciones ha sido “extraña”, porque me encuentro en una etapa de mi vida serena en la que intento disfrutar del “ahora”, y me he encontrado con una mujer que solo vive del recuerdo, a la que el presente no interesa lo más mínimo, incapaz de disfrutar de la sonrisa de un niño, con mucho odio a casi todo porque siente que la humanidad  entera le ha fallado. Es muy duro mirar a una persona a la que has querido muchísimo y darte cuenta que está vacía, triste, que es incapaz de sentir nada, que su vida se limita a dejar pasar los días esperando el final. Posiblemente me ha contagiado, me ha hecho pensar más de lo previsto en época estival, y siguiendo con la línea trazada, he intentado sacar algo positivo para mi. “Hay que vivir el ahora no ignorando que nuestro presente marcara nuestro futuro”. 


Por eso quiero aprovechar esta entrada para homenajear a todas aquellas mujeres a las que toco vivir otros tiempos. Ayer en "comando actualidad" casualmente entrevistaron a una mujer que con más de 70 años se tiraba en paracaídas haciendo unas piruetas tremendas, dijo que  la primera vez que disfrutó de la experiencia  tenía cuarenta y pico años... "Antes imposible!!!  Las mujeres tenían que estar en la cocina y con un yugo si se dejaban" - afirmó.   Eran otros tiempos, y me asombra que con lo que han vivido, tanto ellas como ellos, han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, disfrutar de las libertades que se han ido ganando, aprendiendo a ser felices con la vida que se les ofrecía. Muchos como yo, pensareis que han renunciado a muchas cosas que nosotros no estaríamos dispuestos a perder, pero necesito creer que han sido tan felices o más que muchos de los que no acabamos de "conformarnos" "de encontrar el sentido a esto que llaman vida" "los que siempre queremos más y pensamos que lo mejor esta por llegar aunque no sepamos que es lo que esperamos". Quiero pensar que han sabido vivir el tiempo que les ha tocado, y han sabido ser felices sin buscar demasiados "por qués". También entiendo que viendo como vivimos las mujeres y hombres ahora, más de un octogenario sienta "coraje" "rabia" por esos años no tan bien aprovechados, por esas oportunidades que no tuviero, por esa vida soñada que ha llegado tarde. Solo puedo decirles, hay dos caminos : disfrutar hoy de lo que se pueda o no hacer nada y lamentarse. Para los menos mayores viene a cuento una cita de Robert Brault "  Disfruta de las cosas pequeñas, pues algún día puedes mirar atrás y darte cuenta de que ellas eran las cosas grandes que esperabas de la vida"